Fisiología del amor Ciclo de respuesta sexual Posiciones sexuales Parafilias Prácticas sadomasoquistas Zonas erogenas Enfermedad de peyronie Curvatura del pene Sexo y embarazo Multiorgasmo Ninfomanía

Ninfomanía: f. Pat. Hiperestesia sexual en la mujer. Deriv. Ninfomaníaca (Enciclopedia Británica.)

Ninfomanía deriva de las palabras griegas (nymphe) que significa “muchacha, esposa” eran las deidades del bosque, de las aguas y del campo , y (manía) como “locura”.
El rasgo característico es la exaltación excesiva del deseo sexual en la mujer.

Este deseo no está al servicio de la descarga de energía, del placer, del coito ni del orgasmo.
Es, un constante fracaso cada vez que la mujer busca una relación sexual, porque el carácter de la misma (relación sexual) no da Satisfacción alguna.

Es frecuente que estas mujeres busquen sexo constantemente, independientemente de con quién sea, de la forma que sea (puede ser: pagando, prostituyéndose, entregándose, contratando servicios de acompañante).
Muchos son los trabajos que se vienen desarrollando sobre el tema, pero, aunque a “bocca chiusa” se sigue sosteniendo que ésta patología, está más relacionada en mujeres con Debilidad Mental, Desequilibrio de Carácter, Personalidad Neurótica con rasgos Obsesivos.

Si bien se habla de una excesiva necesidad sexual, ésta también, puede darse de diversas formas, por ejemplo: Hay mujeres que reemplazan esa búsqueda del compañero/a sexual por una conducta Masturbatoria paroxística, que la viven con una florida fantasía erótica; quizá, fruto de la angustia que les provoca saber que necesitan esa búsqueda constante de sexo.
Ahora, una cosa es la masturbación como Autoestimulación, como práctica del juego previo o como complemento de la actividad sexual y, otra muy distinta es la masturbación Paroxística, debe quedar muy claro esto.

El termino o el rótulo de Ninfómana, es conocido más popularmente para, definir a las mujeres que desean tener sexo excesivamente, qué como una Patología.
Toda mujer que necesite tener una actividad sexual más frecuente que “lo normal” (para el hombre), que tenga una fuerte carga erótica, que se excite seguido, bastará, para que el hombre o incluso las mujeres, rotulen a ésta de Ninfómana.

Con esto queda claro que sin bien existe la patología, no es tan frecuente encontrarse con una verdadera ninfómana.
Por lo tanto, Remarco nuevamente, el comportamiento de una ninfomanía, no está motivado por la búsqueda de placer, sino, por el instinto incoercible.

Se puede hacer un paralelismo con lo que les pasa por ejemplo a las personas Adictas: la persona que se inyecta (heroína) no puede dejar de pincharse, aún sabiendo que esta mal.
La persona con Trastornos Alimenticios, comerá sin sentirse saciada nunca (el caso de las Bulimias), como vemos no pueden dejar ese impulso por lo cual se ven arrastrados, a las ninfómanas les ocurre los mismo, sienten esa necesidad de buscar sexo sin priorizar sus propios gustos, ya sean estéticos, de edad, de raza, color etc, queda por fuera toda mínima elección.
Por lo tanto ni importa si la persona es joven-vieja, flaca-gorda, linda-fea, simpática-antipática, con plata-pobre, culta-inculta. Se puede decir que cualquier persona es aceptada, la imposibilidad de controlar ese instinto o de distinguir el deseo sexual, lleva que la mujer actúe de esa manera.

Si bien, desde el advenimiento de los movimientos feministas allá por la década del 60, la igualdad en derechos, la incursión de la mujer en lo laboral y los avances del siglo, llevan a que a la mujer se la respete más, se la escuche más, se le otorguen derechos que antes en las sociedades machistas les estaban prohibidos; No se puede decir, que en la actualidad se vea aún con buenos ojos el comportamiento de la mujer ninfómana.
El descrédito y el rechazo social es muy fuerte, comentan las mujeres cuando consultan en terapia por este “problema”. Esto lleva a que se sumen nuevas patologías en la mujer ninfómana. La depresión, la baja autoestima, las adicciones, son algunas de las comorbilidades que se van formando en la personalidad. Esto en lugar de ayudar, empeora la situación ya que muchas mujeres refrenan tanto ese impulso que se transforman en antisociales.
La mirada del otro suele ser para estas mujeres muy Enjuiciadora, si bien está rotulada la ninfomanía como una patología, no es necesario que estas mujeres sufran una especie de encierro hospitalario, hay muchas conductas Adictivas que pueden mejorar, en la actualidad hay más información, farmacología y terapias que ayudan a controlar los Impulsos.

La actividad sexual debe vivirse en plenitud, sin reprimir los deseos, las necesidades, siempre y cuando la misma, no guarde relación con aspectos patológicos y riesgosos para sí o para terceros.

Por lo tanto, si tu deseo sexual es más exacerbado que el de tus amigas, hermanas, conocidas etc. No lo reprimas. Es mejor, consultar al especialista y saber ¿cómos sos? ¿por qué sos así? ¿por qué necesitas el sexo de esa manera? que, Autodenominarte Ninfómana y encerrarte en una espiral sin salida que, tarde o temprano te llevará a la soledad y a la enfermedad.

Tanto mujeres como hombres, pueden padecer de un deseo exacerbado, compulsivo de realizar el acto sexual, como veíamos en la Mujer se denomina Ninfómana, en el Hombre se denomina Satiriasis.

Nada tiene que ver, Ser Sexualmente Hiperactiva, Multiorgasmica, Necesitar o Desear tener sexo todos los día, a cualquier hora, con la ninfomanía.

El deseo sexual debe ser satisfecho, no reprimirse, la Anorexia Sexual no es el mejor camino. Si tenes dudas, es mejor una consulta a tiempo con el especialista, para seguir disfrutando de tu vida sexual.

Volver

Psicosexología.com- todos los Derechos Reservados- Prohibida la Reproducción Total o Parcial sin Autorización de Psicosexología.com

Consultorios del Lic. Héctor Eduardo Silvera:

Capital Federal: Sánchez de Bustamante 1456 PB. Tel.: (011) 4963-1262

Zona Sur: Monte Grande: Gral. Rodriguez 145. TEL.: (011) 4367-2792

O Solicitar turnos al Cel. 15-4948-0816.

Mail:eduardosilvera@psicosexologia.com

Diseño:www.clickandarts.com
Webmaster:webmaster@clickandarts.com